El temporal remite, pero deja un panorama desolador

Desde Gualdamar a La Araña, los chiringuitos y playas muestran los efectos de los fuertes vientos y las olas de casi ocho metros. El temporal ha empezado a remitir (hoy, alerta naranja), pero los efectos que deja a su paso son desoladores. Chiringuitos y restaurantes anegados, paseos marítimos llenos de arena y basura, playas destrozas y en algunos casos prácticamente inexistentes. Los vecinos de la urbanización Sacaba Beach prácticamente no han dormido, después de que ayer la fuerza del oleaje derribara el muro de protección en dos puntos distintos.
 
Desde Guadalmar a La Araña, los destrozos son importantes, aunque hasta que no remita del todo el temporal las autoridades no harán un balance de daños. Lo que sí es cierto es que serán cuantiosos, tanto para la Administración como para los particulares.
 
En algunos puntos ya se estaba trabajando para preparar las playas de cara a la temporada de verano. “Las excavadoras estaban ya trabajando desde hace semanas, y todo el trabajo y el dinero se lo ha llevado el temporal”, señalan los vecinos de Sacaba, que reclaman “una solución definitiva” a la inestabilidad de las playas.
En el merendero Litoral estaban todos los trabajadores afanados en limpiar y adecentar el local. Tampoco tienen luz eléctrica, por lo que “hemos perdido todo el género”, comentaba el espetero, Francisco Marfil. Algo más adelante, el chiringuito Ginés aparece completamente rodeado por agua, con una impresionante bolsa formada por el agua que ha entrado consecuencia del fuerte oleaje. Juan Manzano, del Casa María, ha contratado camiones de limpieza y desatoro ante la tardanza de los servicios municipales. Se le ha inundado el sótano y además aún no tenían luz al mediodía. En el Pedro Gutiérrez, en la zona de Huelin, el agua ha inundado el sótano, y la fuerza del viento ha doblado una ventana. Ayer no pudieron abrir porque “todo era agua y barro”. Hoy ya están preparados para recibir clientes, aunque el paseo todavía no estaba limpio de arena.
 
Los Baños del Carmen ha sido otra de las zonas afectadas. La fuerza del agua ha roto el malecón y aunque hoy remitía el temporal todavía las olas rompían con fuerza. No han podido abrir desde el jueves. El asesor gastronómico, Adolfo Jaime, explica que para mañana tienen 300 reservas. “Todo el mundo está trabajando al máximo para tenerlo todo en las mejores condiciones”, afirma.
 
La Araña tampoco se ha librado del temporal. En el restaurante Moreno entró agua y ayer no pudieron abrir porque todo estaba lleno de agua y arena. Además, el viento rompió una puerta. En la barriada, los vecinos se quejan de que los servicios operativos no llegan . “Tenemos acumulación de arena desde el primer temporal del año. Nosotros pagamos nuestros impuestos como el primer malagueño, pero nos tratan como si fuéramos de tercera”, lamenta Ana Maldonado, cuando acaba de limpiar de agua y tierra la entrada de su casa.
Pasaje Esperanto, bq 1 Local 4
29007 Málaga
España
952 61 47 25
952 61 55 94
info@aeplayas.es